2 lecturas en casi 2 años

LA “PRIMA” DE RIESGO, LOS PRIMOS Y EL “CRÉDITO A LA BANCA”

blobic.com
53309-crisis
Pablo Amat

Debo confesar que en los últimos tiempos estoy enriqueciendo mi vocabulario con expresiones que, hasta hace bien poco, eran totalmente desconocidas para mí. Que si “prima de riesgo”, que si “rescate” (al menos para algunos) o “crédito a la banca” (para los otros), que si “bonos basura”, que si “FROB”, que si “MAFO”, que si “BFA”.
Sinceramente, al leer cada una de esas expresiones por sí solas me quedo igual que estaba porque son cosas que nunca he entendido, ni me preocupaban hasta hace no mucho, ya que siempre las he visto como algo ajeno a mi persona y realmente pensaba que nunca me iba a preocupar el saber qué significaban.
Lo que pasa es que cuando veo alguna de esas expresiones en artículos de la prensa escrita o digital, me detengo a leer esos artículos y, entonces, es cuando empiezo a entender y me empiezo a preocupar. Me empiezo a preocupar porque me doy cuenta de que, de una u otra forma, todas esas expresiones que hasta hace poco eran desconocidas para mí, puede que me afecten directamente en un futuro no muy lejano.
Y me preocupo todavía más cuando veo que los políticos en vez de intentar que esas expresiones desaparezcan de nuestra vida cotidiana y se sustituyan por expresiones como bienestar social, bonanza económica, sanidad sólida, pensiones garantizadas o solvencia bancaria, lo único que hacen es mirar hacia otro lado y dejar bien claro que los ciudadanos de a pie les importamos, y me van a permitir la expresión, una puta mierda.
Porque resulta que el ahora presidente del gobierno que estuvo más de 3 años pidiéndole al anterior inquilino de la Moncloa que pronunciara la palabra “crisis” (palabra que éste nunca llegó a pronunciar) y al que criticó hasta la extenuación por no hacerlo, ahora se niega a pronunciar la palabra “rescate” porque, según él, es un “crédito a la banca”.
Porque resulta que el ahora presidente del gobierno que estuvo afirmando durante casi 2 años que el “rescate” (o “crédito a la banca” como lo llama él y sus acólitos) sería un desastre para nuestro país, ahora afirma que es lo mejor para los españoles y que, sin duda, aportará la estabilidad económica, política y social a España.
Porque resulta que el ahora presidente del gobierno alardea de que ha sido él el que ha pedido el rescate (o crédito a la banca, como le gusta decir a él) y al día siguiente aparece Durao Barroso, le contradice y confirma que le han obligado.
Porque resulta que el ahora presidente del gobierno que en agosto del año pasado exigió al anterior inquilino de la Moncloa que dejara sus vacaciones y compareciera en el Congreso porque la “prima de riesgo” había superado los 400 puntos, no se digna a dar la cara por los ciudadanos a los que representa, aun cuando esa “prima de riesgo” acaba de superar los 540 puntos.
Porque resulta que el ahora presidente del gobierno que durante la campaña electoral juró y perjuró que no iba a recortar derechos sociales y que no iba a subir los impuestos, acaba de subir el IRPF, va a subir el IVA y ha recortado 10000 millones de euros de sanidad y educación.
Porque resulta que hace cosa de un año la creación de Bankia con Rodrigo Rato al frente era lo mejor que podía ocurrir para la banca española, ya que iba a ser el tercer grupo bancario de este país (Rajoy & Aguirre dixit) y ahora afirman que todo se hizo precipitadamente, que obligaron a Caja Madrid a fusionarse con Bancaja y que a Rato lo pusieron como presidente del grupo a punta de pistola. Y no contentos con eso, sale el Sr. Goirigolzarri (Que por cierto, se jubiló en el BBVA con una pensión de 54 millones de euros) y dice que los 23000 millones de euros que han pedido no tienen que devolverlos.
Y al final, resulta que toda la culpa la tiene (y la seguirá teniendo por los tiempos de los tiempos), el anterior inquilino de la Moncloa porque dejó este país hecho un solar.
Pues déjenme que les diga algo. En mi opinión, el anterior inquilino de la Moncloa debería haber dimitido hace 3 años porque esto se le fue de las manos. En esto creo que estamos todos de acuerdo.
Lo que ocurre es que para este viaje, no hacían falta tantas alforjas porque al final resulta que los PRIMOS, somos los de siempre, los ciudadanos de a pie. Los que pagamos los impuestos aunque nos los suben, los que pagamos las hipotecas (desgraciadamente, no todo el mundo puede hacerlo ahora mismo), los que sufrimos las listas de espera en los hospitales, los que tenemos que apechugar con el copago, los que tenemos que dar una manta a nuestro hijo porque no va la calefacción en el colegio, los que en sólo un año vemos cómo se duplica el precio del abono transporte en Madrid, los que pagamos casi 1,5 € por el litro de gasolina, los que pagamos 30 € más que hace un año por el billete de tren Alicante-Madrid y un largo etcétera que probablemente me llevaría días escribir.
Y yo digo que estoy harto. Estoy harto de que me tomen el pelo, estoy harto de que se echen la culpa unos a otros sin aportar soluciones, estoy harto de verlos en el Congreso y en el Senado de cachondeo y abucheándose unos a otros, estoy harto de que prometan miles de cosas y al final no cumplan nada de lo prometido y, sobre todo, estoy harto de que se rían de nosotros con esa impunidad con la que lo hacen.
Señores, el problema aquí no es la PRIMA DE RIESGO, el problema es que nos tratan como a PRIMOS y no hacemos nada por evitarlo.
Probablemente y como dice un buen amigo, tenemos el país que merecemos y los políticos que nos merecemos pero creo que ya va siendo hora de que nos merezcamos algo mas. ¿O no?
Y mientras tanto, seguro que el actual presidente del Gobierno viaja hoy a Polonia a animar a la selección….como diría un antiguo ministro que coincidió con él hace unos años. ¡¡MANDA HUEVOS!!